Visita de AMLO a Oaxaca, entre repudios y rechiflas


Joana Suárez
“¡Fuera, fuera presidenta, mentirosa, no te queremos! ¡Engañas al pueblo!” Los gritos no se hicieron esperar en la recepción de Andrés Manuel López Obrador en Juchitán, en contra de la alcaldesa perredista, Gloria Sánchez López.
Pero quien aspira por tercera ocasión a la candidatura presidencial, enfrentó –en una de las ciudades de Oaxaca y de México más inseguras y controladas por el crimen organizado–, además, reclamos por su propuesta de amnistía para los narcos.
“¡Deberías venir a vivir aquí! ¡Todos los días y a todas horas hay muertos y robos a causa de las drogas! ¡El narcotráfico se apoderó de Juchitán y los únicos que sufrimos somos las familias!”, le recriminaron a López Obrador.
Sin embargo, el tabasqueño no se inmutó y por el contrario, insistió que se debe negociar con la delincuencia organizada, “como se hizo en Colombia, para alcanzar un acuerdo de paz”.
Los rechiflos fueron incesantes en Juchitán, donde cotidianamente ocurren ejecuciones y es tierra controlada por la banda de los Terán, a quienes el sexenio anterior de Gabino Cué se les brindó extraña protección y no se procedió en contra de ellos.
“¡Fuera, fuera, fuera!!, ¡mentirosa!”, los gritos en contra de Gloria, la hermana del ex senador perredista Héctor Sánchez López, multimillonario gracias a la COCEI; el enojo contra la alcaldesa, por la falta de apoyo a los damnificados y por su traición al PRD, a fin de sumarse a Morena, a cambio de una candidatura.
El desorden y el tumulto ocurrió también en la parte de abajo del templete, en varios perredistas y coceistas, que se quisieron sumar a Morena, fueron impedidos a subir al lado de Andrés Manuel López Obrador; incluso a Pavel López Gómez, por traicionar a la UCO, al PRD, al PT y ahora al querer sumarse a Morena.
Un día caótico, común en Juchitán, aunque en esta ocasión, provocada por Andrés Manuel López Obrador.