Los síntomas psicológicos tras una catástrofe


Cuando ocurren catástrofes como las ocurridas el pasado 19 de septiembre en México, muchos de nosotros nos olvidamos de nosotros mismos para volcarnos en apoyar a los damnificados.

Como muchos han visto en primera persona, otros gracias a las redes sociales o medios de comunicación, México se ha unido de manera extraordinaria. Son un chingo de chingones unidos haciendo país, cada uno levantando el puño para levantar México. Nos olvidamos de estatus sociales, de puestos políticos, de personas públicas y todos volvemos a ser lo que nunca dejamos de ser: mexicanos.

Durante los días pasados el estrés físico y mental se ha apoderado de la vida de muchos, ya que el salir a las calles a ayudar, realizar recolectas para los necesitados, escuchar y ver la catástrofe ocurrida, crea una serie de síntomas que muchos han comenzado o comenzarán a vivir.

¿Cuáles son algunos de los síntomas que puedes experimentar? Alteración en el sueño, ya que debido al estrés puede ser que duermas menos tiempo y menor calidad en tu descanso. Te recomiendo realizar una técnica de relajación a través de la respiración antes de ir a dormir. Un ejercicio puede recostarte en la cama, poner un libro sobre tu estómago y en el momento en el que inhales, el libro deberá subir, y al exhalar, el libro deberá bajar. Realizar 10 repeticiones. Esto te ayudará a concentrarte en tu respiración, bajar el nivel de estrés y poder ayudar a tu cuerpo y tu mente a descansar.

Otro síntoma que puedes experimentar es la irritabilidad, puede ser que algún comentario o gesto que antes no te molestaba ahora te enfade, te haga sentir que cambies de estar bien a estar enojado rápidamente. Intenta darte cuenta si te sientes más enfadado de lo que antes estabas, y si es así, fíjate cuándo te pasa y trata de hacer la técnica de relajación referida en el párrafo anterior.

Mucha gente ha mencionado tener miedo a que vuelva a pasar otro terremoto, sin embargo no podemos dejar de realizar nuestras tareas diarias como trabajar, estudiar, etc. Este miedo que crea ansiedad son más síntomas normales después de una catástrofe. Una manera de bajar el nivel de ansiedad es realizando técnicas que te ayuden a estar más tranquilo como llevar un kit de emergencias o el móvil e identificaciones contigo en todo momento.

Nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestras emociones están unidos por lo que puede haber momentos en los que tengas un recuerdo de lo ocurrido, te haga sentir alguna emoción y tu cuerpo lo resienta llanto u otras formas en las que nuestro cuerpo reacciona al estrés que se ha vivido.

Es importante saber que los síntomas que vivimos después de una catástrofe son naturales, somos humanos y nuestro cuerpo y nuestra mente ha vivido una terrible vivencia. Si después de tres meses, continuas teniendo algún síntoma acude a un especialista para mejorar tu calidad de vida, no lo des por alto.

Te has de cuidar bien a ti mismo para después poder ayudar a otros. Cuida tu cuerpo, bebe agua, come sano, descansa. Cuida tu mente, duerme, haz técnicas de respiración, habla con un especialista si lo necesitas. Recuerda que para poder ayudar a otro, hay que estar en las mejores condiciones posibles. CUÍDATE A TI MISMO.

*La autora es psicóloga clínica, máster en neuropsicología y psicogeriatría.

Reforma