Cinco cosas que debes saber del VPH


El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las infecciones por contacto sexual que más afecta tanto a hombres como mujeres, pero que generalmente no se detecta a tiempo porque en el comienzo no da síntomas.

No saber que se tiene el virus es una de las principales causas de su propagación, además de que se puede adquirir con el contacto de la piel con la zona vaginal y anal, sin necesidad de penetración. Ni el condón ni otro método de barrera pueden impedir totalmente el contagio.

Para que sepas más sobre las causas, tratamientos y formas de prevención, a continuación te decimos cinco datos importantes que debes saber sobre el VPH.

Afecta a más del 80% de mujeres y hombres
De acuerdo a estimaciones del servicio de salud pública de Reino Unido, el NHS, y de la Asociación Estadounidense de Salud Sexual, el 80% de las personas sexualmente activas han sufrido VPH en algún momento de la vida.

Tan sólo en Estados Unidos, el virus se posiciona como la principal enfermedad por contacto sexual.

Puede provocar seis tipos de cáncer
Dentro del VPH existen 100 variedades, de los cuales una treintena afectan la zona genital. Los tipos más peligrosos son los 16 y 18.

La treintena de variantes ocasiona diversos daños y es responsable de al menos seis tipos de cáncer, los cuales son:
Cervical o de cuello uterino: el VPH es el responsable del 99% de los casos
Anal: se relaciona en el 84% de los casos
De pene: responsable del 47% de los casos
De vulva
De vagina
De boca y garganta

No suele dar síntomas
El mayor problema del virus es que no suele dar síntomas sino hasta que está en fases avanzadas o ya se tiene otra enfermedad.

Sin embargo, con pruebas oportunas es posible identificarlo y tratarlo de manera oportuna.

Para las mujeres, está disponible la prueba de papanicolaou, citología vaginal o la prueba específica del VPH.

Infortunadamente para los hombres no hay pruebas fiables y a menudo es más difícil detectarles la infección.

No se cura pero es controlable
A pesar de los avances científicos, no existe un método para deshacerse por completo del VPH, aunque sí hay tratamientos que combaten sus efectos.

Muchas de las infecciones no causan daños graves y desaparecen solas en aproximadamente dos años.

Cuando se presentan verrugas genitales, se pueden utilizar cremas, lociones o productos químicos, e incluso pueden ser extraídas o destruidas con técnicas de congelación o quema.

Puede prevenirse con vacunas
Actualmente existen vacunas que protegen contra los dos tipos de VPH más peligros y que también previenen el cáncer hasta en un 90%.

Dichas vacunas pueden obtenerse desde que se comienza la vida sexual aunque también se ha hecho la recomendación de que las niñas deben aplicársela.


Más información de salud y bienestar en: www.sumédico.com