¿Sexo en el agua? Los secretos que debes saber


Tener sexo en el agua es una de las fantasías más comunes y aunque parezca sencilla, la realidad es que se debe tener mucho cuidado.

Ya sea que decidas intentar el sexo en la alberca, el mar, el jacuzzi o la regadera, es importante que tomes algunas medidas de seguridad para evitar lesiones e infecciones.

Por ello, a continuación te decimos cinco reglas básicas que debes seguir para que tu experiencia sea inolvidable.

Elige bien el lugar
Aunque puede ser excitante tener sexo en la alberca, debes tener cuidado ya que ahí viven miles de bacterias que pueden ocasionar alguna infección. Lo mismo si decides hacerlo en el mar.
Lo mejor en esos casos es usar condón a prueba de agua.

Utiliza anticonceptivos
Es vital que lo hagas para prevenir un embarazo, infecciones y enfermedades.
Existen muchos preservativos para el agua, pero pueden no ser tan efectivos porque se pueden salir o romper por la fricción.
Lo recomendable es utilizar un método extra.

Aplica lubricante
El agua inhibe la lubricación, por lo que la penetración puede causar irritación.
Para evitarlo, compren un lubricante a prueba de agua. Verás que todo será más sencillo.

Cuidado con los embarazos
Aunque creas que ahí no se puede lograr un embarazo, la realidad es que sí es posible.
Asegúrate de no estar en días fértiles y utilizar tu método anticonceptivo.

Practica en la regadera
Es mejor que comiencen en la regadera porque ahí pueden tener menor control de la situación. También les permitirá estimularse más porque están de pie.

El problema puede surgir si las estaturas entre ambos son muy diferentes, ya que puede costar trabajo; sin embargo, siempre hay forma de solucionarlo. ¡Echen a volar la imaginación!


Más información de salud y bienestar en: www.sumédico.com