Las mejores novelas eróticas según el ABC


El erotismo no es tema de pocos autores. Aunque generalmente se piense en el marqués de Sade como el autor por antonomasia de este género, desde siempre, el hombre, y por ende los autores, han explorado las relaciones carnales. El deseo, la atracción, los encuentros incestuosos, y la pasión son tema recurrente y de interés, por lo que en la historia de la literatura se encuentran infinidad de obras que le dedican tributo al erotismo. A continuación te presentamos una breve selección de las mejores novelas eróticas de todos los tiempos, según el periódico español ABC. 

El Amante, de Marguerite Duras (1864)

Marguerite Duras (1914-1996) se volvió con El Amante en una de las autoras más solicitadas por todos los públicos. Con la novela recibió además, en noviembre de 1984 el prestigioso Premio Goncourt. Esta es una narración autobiográfica, ambientada en la Indochina colonial, en la que la autora relata una intensa historia de amor entre una adolescente de origen francés de 15 años, y un rico comerciante chino de 26, siendo ella la adolescente en cuestión. El Amante contagió de pasión a muchos, sobre todo a mujeres, por la sinceridad que derrama en las hojas la autora al exponer su intimidad y sexualidad en una compleja relación que fue fruto de un encuentro fortuito entre Marguerite Duras y Leo, el comerciante chino, mientras ambos cruzaban el río Mekong en un transbordador, lo que desencadenó en esta trama sexual.

 

Jin Ping Mei, de El Erudito de las carcajadas
«La mujer se deshizo de sus vestidos. Ximen Qing la acarició con su mirada y observó que en su pubis no había ni un solo pelo; era claro y fragante...»
Esta es una de las novelas más representativas de la literatura china. Su autor es anónimo, y se el conoce como El Erudito de las Carcajadas. Tampoco se conoce la fecha exacta en la que fue escrita, pero diversos testimonios hacen que se le pueda situar más o menos a finales del siglo XVI. Esta novela pone de manifiesto la corrupción de la época, además de tener escenas sexuales muy explícitas; llama la atención por tratar de ser una novela moralizante, mientras retrata la vida de un hombre sin escrúpulos. Algo que resulta muy atractivo es el poder asomarse al modo de vida de la China clásica; poder recorrer sus estancias, muebles, vestidos, peinados y comidas que decoran el fondo de esta historia.

 

En brazos de la mujer madura, de Stephen Vizinczey (1966)
“Este libro está dirigido a los hombres jóvenes y dedicados a las mujeres maduras; y la relación entre unos y otras es mi propuesta”.
Considerada como un clásico contemporáneo de la literatura erótica, desde el año 1956 ha vendido más de tres millones de ejemplares. Se trata de un falso relato autobiográfico lleno de humor y erudición, imaginación y erotismo, que habla de las primeras relaciones, del amor y el desamor. El libro empieza con esta frase de Benjamín Franklin: “en todos vuestros amores, debéis preferir a las mujeres mayores antes que a las jóvenes… porque poseen más conocimiento del mundo”. Partiendo de esto, la novela relata cómo Andrés Vajda, un joven nacido en el año del ascenso de Hitler, desde muy joven se ha sentido atraído hacia las mujeres maduras. Una mujer en sus cuarenta, inicia a este adolescente en el mundo de la sexualidad.

 

 

Juliette o las prosperidades del vicio, de el marqués de Sade, 1801
También llamada Juliette o el vicio ampliamente recompensado, es una novela del marqués de Sade, publicada en 1976; es una de las obras más importantes e influyentes del autor. Alphonse-François de Sade fue considerado un demente, y fue censurado por sus temas eróticos, políticos, religiosos y sociales que inundan sus obras.  En Juliette, una niña de 14 años vive en un convento tras quedar huérfana, lugar en el que queda expuesta a prácticas sexuales diversas, como orgías entre los clérigos, las monjas y novicias en un ambiente sumamente macabro.
“El vicio divierte y la virtud cansa”, afirma Juliette, quien se entrega al vicio y al crimen pues los considera medios para obtener placer. 

 

El amante de Lady Chatterley, de David Herbert Lawrence (1928)
En su época, esta novela causó gran escándalo en una sociedad puritana del Reino Unido, tanto así, que fue censurada debido a las relaciones sexuales tan explícitas que se describen. Constanza, está casada con un hombre de la clase alta, quien quedó parapléjico a raíz de una lesión de guerra. A su vez, la protagonista mantiene un romance con Oliver Mellors, el guardabosque de la mansión familiar.

«Su voluntad parecía haberla abandonado por completo. Entonces algo despertó en ella. Mientras él la penetraba, surgió una sensación extraña y emocionante en forma de descargas intensas como campanadas...»

 

Diario de un viejo loco, de Junichiro Tanizaki, 1961
Esta novela es el diario de Utsugi, un hombre de setenta y siete años, que a causa de una enfermedad tiene los días contados. En el diario, Utsugi relata que está enamorado de la joven esposa de su hijo y de sus pies, objetos de deseo con los que tiene una obsesión enfermiza. Ella es la única razón que le mantiene con vida, y ella se aprovecha de esta relación incestuosa para obtener regalos extravagantes y lujosos mientras mantiene la excitación de su suegro.
«Poco a poco, mi boca fue resbalando hacia el tobillo. Para mi sorpresa ella no dijo nada, me dejó hacer. Mi lengua llegó al empeine, y de allí a la punta del dedo gordo. Arrodillándome, me metí en la boca los tres primeros dedos...»

 

 

 
Ada o el ardor, de Vladimir Nabokov 1969
Publicada después de una de las novelas más conocidas, Lolita, esta es posiblemente la más importante de las obras del autor ruso, y la que él prefería. Ada o el ardor refleja una imaginación desbordada que acompaña nuevamente a una historia de incesto. Se trata de dos hermanos que creían ser primos y se enamoran. Entre ellos se da una relación apasionada y sexual.


El jardín del Edén, de Ernest Hemingway (1986)
Este libro se publicó veinticinco años después de la muerte del autor. En él, vemos a un Hemingway interesado en la relación entre el amor, la vida y el arte. Se trata de un atípico triángulo amoroso; el protagonista David Bourne y su mujer Catherine, son una pareja de recién casados que disfrutan de unas vacaciones en La Camarga. Catherine introduce a la relación a Marita, una joven sensual con la que los dos iniciarán un viaje de excesos, de exploraciones sexuales y placer.

 

Sexus, de Henry Miller (1949)
El libro más famoso de este autor es Trópico de Cáncer, celebre por sus descripciones sexuales, detalladas y francas, considerada además como una de las obras maestras de la literatura del siglo XX. Sexus no se queda atrás. En ella, el protagonista tras un encuentro casual con una joven bailarina, iniciará una relación ardiente y devastadora de siete años. Entre partes oscuras, tristezas y abortos, se encuentran también en la novela escenas de sexo llenas de orgasmos, envuelta de reflexiones sobre la vida y la literatura.